SURF EN PORTUGAL

Del cañón de Nazaré a la Reserva Mundial de Surf de Ericeira

Garreth Mcnamara, el surfista hawaiano, surfeó una ola de más de 30 metros en Nazaré en noviembre de 2011 y, gracias a ello, el surf en Portugal ganó todavía más popularidad. Las olas gigantes que se dan en la Praia do Norte en invierno se deben a una falla en la línea de costa, de ahí que el cañón de Nazaré sea un punto de interés más para una modalidad que se practica del norte al sur de Portugal, islas incluidas.

En Peniche, gracias a los supertubos, hay una prueba del circuito mundial del Rip Curl Pro. La playa de Ericeira, cerca de Lisboa, está clasificada como Reserva Mundial de Surf, pero hay más playas emblemáticas donde practicar este deporte. Las de Guincho, Matosinhos, Baleal o Arrifana acogen a todos aquellos que se ponen el traje de neopreno, agarran la tabla e intentar coger la mejor ola. El número de deportistas amateurs portugueses ha aumentado mucho, pero hoy en día existen dos nombres que destacan a nivel mundial: Saca y Kikas.

El interés por el surf en un país con un litoral tan extenso y mucho mar por delante llega hasta las islas. En las Azores, de hecho, existe un santuario, un paraíso escondido, en la Fajã de Santo Cristo, en la isla de São Jorge. Madeira tiene las olas de Paul do Mar y, en la costa norte, de la Ribeira da Janela.

Si se busca, podemos encontrar escuelas de surf en todas estas playas. Allí es posible alquilar tablas y se dan consejos básicos a todos aquellos que desean probar este deporte que nación en la Polinesia y que hoy en día mueve a millones de personas por todo el mundo.

TOURS Y OTRAS SOLICITUDES

Si usted tiene un pedido especial, por favor pregunte!

SUBIR