LUGARES DE CULTO

De Fátima a Viana, los caminos de la fe

Construido en la Cova da Iria, el Santuario de Nuestra Señora del Rosario de Fátima es el lugar al que, de mayo a octubre, acuden miles de peregrinos. La fe de los católicos portugueses en Nuestra Señora de Fátima es profunda y antigua, ya que se remonta a las primeras noticias de las apariciones de la Virgen a los tres pastorcillos en esa zona. Jacinta Marto, Francisco Marto y Lúcia de Jesus, tres niños que estaban cuidando del ganado, decían haber visto a la Virgen en la cima de una encina y aseguraban que se les aparecía siempre el día 13 entre los meses de mayo y octubre. Era 1927, el año de la revolución rusa, y la Virgen de Fátima prometió que si se rezaba mucho, Rusia se convertiría al cristianismo.

Sin embargo, al poco tiempo, la conversión de Rusia pasó a un segundo plano, puesto que los portugueses comenzaron a creer en los milagros de Nuestra Señora de Fátima y a hacer promesas de ir caminando hasta el santuario. Y el santuario fue creciendo. Así, hoy en día es un complejo que incluye la Capelinha das Aparições, la Esplanada do Rosário y la basílica, construida en 1928. En Fátima también se halla una parte del Muro de Berlín, para recordar la promesa de la caída del comunismo.

Aunque se trata del punto de peregrinación más importante de Portugal, hay otros lugares importantes para la fe católica, como el Santuário do Bom Jesus de Braga, erigido en las inmediaciones de la ciudad de Braga, al norte de Portugal. La primera ermita allí construida se remonta a la Edad Media, pero la estructura tal y como hoy la conocemos es más reciente. Así, la iglesia quedó finalizada en 1811, aunque la seña de identidad de este santuario son sus tres conjuntos de escaleras: la del Pórtico, la de los Cinco Sentidos (con las fuentes de la vista, el oído, el gusto y el tacto) y la de las Tres Virtudes (fe, esperanza y caridad).

Además, en Minho (al norte de Portugal) hay otro santuario, el de Santa Luzia, construido en el monte del mismo nombre y desde el que se disfrutan las mejores vistas de la ciudad de Viana do Castelo. Este santuario se empezó a construir en 1903 y fue un proyecto de un arquitecto famoso en aquella época, Ventura Terra, que se inspiró en el Sagrado Corazón de París.

TOURS Y OTRAS SOLICITUDES

Si usted tiene un pedido especial, por favor pregunte!

SUBIR