MONUMENTOS

Torre de Belém, Universidad de Coimbra y Casa de Mateus

La Torre de Belém fue construida para la defensa militar de Lisboa, pero a lo largo de los siglos ha tenido diferentes usos, desde aduana hasta prisión política. Junto con los baluartes de Cascais y Caparica, el de Belém (Patrimonio de la Humanidad desde 1983) formaba la línea de defensa del estuario del Tajo. Se empezó a construir en el reinado de Manuel I, en el siglo XVI, y tanto en los tiempos de la ocupación filipina de Portugal como durante el reinado de Juan IV, fue utilizado como prisión política. El arzobispo de Braga, acusado de colaborar con los españoles, estuvo allí encarcelado.

Tras tres siglos de idas y venidas entre Lisboa y Coimbra, la Universidad de Coimbra (una de las más antiguas de Europa) se instaló en 1537 en la zona conocida como Pátio o Paço das Escolas. No todo el conjunto, que incluye la capilla, la torre, la cárcel académica, la Puerta Férrea, la Via Latina y la biblioteca, data del siglo XVI, pero merece la pena visitarlo al completo. Cabe destacar la Biblioteca Joanina, un edificio de gran belleza con una colección de 200.000 títulos. El Pátio das Escolas está abierto a las visitas.

La Casa de Mateus está considerada uno de los edificios más importantes de la arquitectura barroca. En la actualidad, está gestionada por una fundación y es un símbolo y uno de los puntos de referencia de Vila Real. Su construcción fue encargada por los mayorazgos de Mateus en el siglo XVII y, aunque se desconoce quién la diseñó, sí se sabe que es una obra de Nicolau Nasoni, el mismo arquitecto que creó la Torre dos Clérigos. Está abierta al público y, además de la casa y de la biblioteca, se pueden visitar los jardines de bojes y el lago espejo de agua donde, desde 1981, hay una escultura de José Cutileiro.

TOURS Y OTRAS SOLICITUDES

Si usted tiene un pedido especial, por favor pregunte!

SUBIR